Luce unas piernas hermosas estas vacaciones

¡Es hora de ir a la playa! Las vacaciones de Semana Santa son el pretexto perfecto para ponerte el hermoso bikini que te acabas de comprar. Sin embargo, te miras al espejo y te das cuenta que la temidísima celulitis está en tu derriére y piernas. No te preocupes, la celulitis es una de los problemas estéticos más comunes entre las mujeres. Alrededor del 90% de nosotras (sin importar la talla) la padeceremos alguna vez en la vida. Las zonas más comunes donde se halla la llamada “piel de naranja” se centran alrededor de la cadera y muslos; y básicamente se trata de una acumulación de grasa que da la apariencia como de queso cottage, a veces de manera muy visible, a veces casi nada. Si tienes un poco de ese terrible enemigo y estás por irte a la playa, MIORA te ofrece algunos tips que te ayudarán para verte espectacular estas vacaciones (y siempre).

Además de la disposición genética, las principales causas de la celulitis son la mala alimentación y la falta de ejercicio (¡ups!), de modo que la solución es clara: aléjate de alimentos procesados y altos en grasas, sales y azúcares. En vez de eso mantén una dieta rica en fibra y alimentos frescos y, sobre todo, toma mucha mucha agua. La hidratación mejorará el estado de tu piel, haciendo menos visible la piel de naranja. Además de mantener una rutina normal de ejercicio, hay algunos movimientos específicos que serán tus aliados: prueba las zancadas, las sentadillas y algunas posiciones de yoga como la postura del arco.

Otros tratamientos anticelulíticos son aquéllos que se ofrecen en spas y lugares especializados que también ayudan a bajar tallas. Casi todos los métodos como la cavitación, la electroestimulación o la cabroxiterapia también son efectivos contra la celulitis. Estos son los métodos más recomendados para la eliminación de la piel de naranja, pues aparte tienen la ventaja de ser casi no invasivos y casi no dolorosos (que conste que dijimos “casi”, pero seamos honestos, la belleza cuesta). Estos tratamientos son una maravilla: te dejan la piel de princesa para lucir radiante en traje de baño.

Obviamente puedes recurrir a soluciones más “caseras”, como las duchas frías y los exfoliantes (ya sean cremas o cepillos) que promueven el flujo de sangre, la renovación de células de piel y ayudan a disminuir la piel de naranja. Eso sí, en general, las cremas tienen un efecto muy momentáneo porque no ayudan a eliminar la celulitis, sino sólo a disimularla. Si quieres hacer un intento con ellas, prefiere las que tengan ingredientes como té verde, L-carnitina, cafeína o vitamina A, que son ingredientes frecuentemente usados para combatir este problema estético ¡Aplícalas después de exfoliar la zona que quieres tratar! Además, hay otros alimentos como el hongo shitake o el alga wakame (comunes en la cocina japonesa) cuyo efecto anticelulítico está comprobado y que fácilmente puedes integrar a una dieta balanceada.

Ante todo, la batalla contra la celulitis debe ser disciplinada y paciente, pues se trata de una característica del cuerpo muy difícil de eliminar. Sea cual sea la opción que elijas, recuerda tener una actitud zen y positiva. Sólo así lucirás maravillosa estas vacaciones de Semana Santa.

Alejandra Balbuena // Responsable Relaciones Públicas

Comenta este post: