¿Los bebés tienen mejores pestañas que las tuyas? No más.

Cada vez veo más bebés con sus pestañas de 20 Km de largo, y no siendo suficiente su curvatura es perfecta. Me pregunto todos los días ¿será que cuando nací, la repartición de pestañas perfectas estaba defectuosa y decidieron hacerse los de la vista gorda y enviarme al mundo así?

Pero estoy segura que no fui la única estafada por la naturaleza, y hasta he pensado en hacer un poco de trampa, pero me aterran varios temas:

  1. Parecer una muñeca de los años 50.
  2. Pestañear y ver como la mitad de mis postizas, en su acto de rebeldía más puro, se despegan justo para decirle al mundo que los engañó vilmente.
  3. El pegante extraño y su deseo por robarme lo poco de pestañas que me quedan, es el peor villano.
  4. ¿Y si dura más mi blower en tormenta que mis pestañas postizas?

pestan%cc%83as-1

¿Pero ustedes creen que debemos dejarnos ganar en el desafío que nos impuso la naturaleza? Pues no. Me puse entonces en la tarea de investigar sobre el tema y descubrí que mis temores están desactualizados, son algo así como temores “vintage”, he sido toda una abuela en el tema de las pestañas postizas y derrumbé mis prejuicios así de simple:

  1. Si no quiero parecer una muñeca de los 50’s no debo ser tacaña conmigo misma, debo reservar mi cita con un profesional, y repetirme día a día: “mi casa no es un laboratorio de experimentos… mi ojo derecho no puede ver como pongo mis pestañas en mi ojo izquierdo”.
  2. Podré pestañear 2000 veces por minuto (no puedo, esto sería un Récord Guinness pero supongamos que sí es posible) sin que nada se derrumbe, porque ahora las pestañas se ponen pelo a pelo lo que me dará mayor naturalidad, son algo así como un milagro.
  3. El pegante de cada una de las pestañas postizas no tocará mis pestañas reales (pegante villano, has sido vencido jua jua jua).
  4. Todo dura tanto como uno lo desee (aplica también para el amor), solo debo ir al mantenimiento de mis pestañas, no usar cremas grasosas en los ojos y no estar mucho tiempo expuesta al vapor.

Naturaleza no pudiste con nosotras, te ganamos la batalla y además seremos la envidia de cualquier bebé.

 

¡Lindo día!
Ale de Miora

Comenta este post: