La travesía de buscar dónde cortarse el cabello.

Estamos acostumbrados a ir al mismo lugar donde va nuestra mamá, tía o novia pero ¿acaso no merecemos un lugar realmente para nosotros, un lugar exclusivo para hombres? ¿Un lugar en donde no estemos rodeados de productos con olores frutales, florales y dulces dedicados para las mujeres o en donde todas tienen rulos y tratamientos en su cabello?

Hace un tiempo, abrumado por esta situación, decidí que tenia que encontrar un lugar en donde me sintiera cómodo, donde no fuese un espía. Así fue como inicié esta travesía, buscando en Internet, visitando centros comerciales y preguntando a amigos y conocidos, encontré y vi de todo: salones pequeños, otros enormes, unos con precios económicos y otros en donde el valor era elevado pero seguía sin encontrar algo pensado para nosotros. Al borde de rendirme, una luz al final del túnel se encendió, vi en Facebook EL LUGAR: ¡Una barbería!, la cual por lo que pude ver prometía ser la respuesta a mis súplicas, así que sin pensarlo dos veces realice una cita.

Al llegar me recibieron con un saludo informal pero agradable, la decoración me hizo recordar aquellas películas de época, el barbero que me iba a atender me pregunto que si traía un estilo de corte en mente o si estaba dispuesto a oír sugerencias, al mismo tiempo que me ofrecieron una cerveza! En ese punto entendí que había encontrado el lugar ideal para realizarme mi corte de cabello e incluso la barba (Debo admitir que la cerveza sumo puntos).

shutterstock_296118941-2

El barbero me sugirió un corte, durante el proceso le pregunté si conocía mas lugares como el de él, a lo que respondió que hasta ahora estaban empezando a re-surgir las barberías. Todo pasado fue mejor, y por eso estas buenas ideas están empezando a tomar de nuevo fuerza.

Luego de unos 30 minutos hablando sobre varios temas mi corte de cabello y mi barba quedaron perfectos! Al verme entendí que existe un lugar para cada cosa y que los hombres también queremos vernos y sentirnos bien. Las barberías regresaron para cubrir este deseo pues definitivamente es una experiencia única y es mas que seguro que volveré.

Importante: Dedica un buen tiempo para buscar el lugar y anímate a dar este primer paso para alejarte de los salones recomendados por tu mamá o tu novia. (Un dato extra: Con MIORA nunca fue tan fácil, encontrarás las mejores de tu ciudad)


#NoVuelvoAlSalónDeMisTias.

Diego el barbas de Miora

Comenta este post: