¿Has escuchado de reducir medidas sin cirugía?

Claro que si!, montones de veces y como ya está comprobado, es lógico que se necesite de una alimentación saludable y hacer alguna actividad física frecuentemente, en este punto confieso que soy muy inconstante en ir al Gym o en salir a trotar; pero te sugiero hacer algo que te guste como montar bici, patines, salir a trotar pero acompañado o como yo! que me encanta bailar.  Pero lo que nos ayuda a reducir notablemente aparte de las cirugías, es “La Tecnología” que cada día avanza, mejora, crea y sustituye tratamientos que nos ayudan a tener un cuerpo esbelto.

¿Cómo? Con Ultrasonido, Cavitación, Radiofrecuencia, Corrientes, Láser, CO2,… etc., podría hablar de cada uno pero me extendería otros 20 blogs! Jajaja. Todos son muy seguros pues no te generan alteraciones en la piel ni en algún órgano del cuerpo (todos esos son mitos). Las recomendaciones normalmente son que no estés en estado de embarazo, no tengas placas metálicas en tu cuerpo o marcapasos, pero también es muy importante, que todos y cada uno de los tratamientos sean realizados por un experto. ¿Por qué? Cada persona es diferente y antes de iniciar el tratamiento es necesaria una evaluación médica donde se define el tratamiento que más te beneficiará y se ajusta a tus necesidades.
La mayoría de los tratamientos buscan destruir las moléculas de grasa para que sean mucho más fáciles de eliminar, la ventaja de ellos, es que no son invasivos, es decir que no penetran la piel sino que el cuerpo los expulsa naturalmente.

bajar-peso-2

No todos los tratamientos con tecnología son para reducir medidas pues también se utilizan para eliminar estrías como la Carboxiterapia principalmente, o para eliminar la celulitis, o para rejuvenecimiento en algunas zonas del cuerpo, o quitar tatuajes, o cicatrices del acné… no todo se trata de estar delgados!.

Por experiencia digo que son efectivos los tratamientos, es importante seguir las recomendaciones del profesional durante el tratamiento y después de él, pero mas importante que todo lo anterior es no mentirte, si!, no mentirte!, porque puedes decirle al terapeuta que todas sus instrucciones las seguiste al pie de la letra, pero…. tu y yo sabemos que un postre, o la comidas chatarra, o ese helado te hicieron ojitos y caíste!; por lo que tenemos que ser fuertes, persistentes y sobre todo tener voluntad!.

Recuerda, el secreto para llegar a la meta es muy simple: Encuentra el motivo correcto!.

Abrazos
Pau de Miora 

Comenta este post: