Cómo dejar el cabello crecer y tenerlo brillante siempre

Tener un cabello suave y sedoso no es tarea fácil hoy en día. Con miles de productos en el mercado, la amenaza del sol, la contaminación, el frío, los tintes, las planchas, secadoras, tenazas y un sinfín de factores más, querer dejarlo crecer y esperar tenerlo bonito parece de pronto una necedad. Sin embargo, lograr una melena brillante y llena de vida es cosa de seguir algunos simples consejos y sobre todo darle mucho amor.

Si tienes el cabello corto, es muy importante que comiences a darle los cuidados oportunos para que crezca más rápido. Como siempre, la belleza empieza desde adentro: procura comer muchos alimentos ricos en todo tipo de vitaminas, especialmente la A y la E, que son muy beneficiosos para cabello y uñas. Si quieres que crezca rápido puedes consumir colágeno, no necesariamente en forma de tabletas, sino que puedes incluir gelatinas en tu dieta. Es muy importante que el flujo sanguíneo sea muy bueno para que tu cabellera crezca rápidamente, pues éste llevará nutrientes y oxígeno al cuero cabelludo para estimular el crecimiento. Puedes mejorarlo cepillando el cabello con un cepillo suave o masajeando el cráneo con ayuda de un aceite nutritivo.

Mientras vaya creciendo, es necesario que recortes las puntas cada par de meses para eliminar las partes maltratadas. En los meses de frío te conviene cortarlas más seguido o hacerte un chongo, pues el roce con las telas sintéticas de los abrigos suelen secar y maltratar las cabelleras. Opta por usar champús que no tengan ningún tipo de alcohol, sulfato o silicona, pues a la larga hacen mucho daño al cabello. Puedes verter un chorro de vinagre de manzana después de bañarte para eliminar cualquier resto de jabón e impurezas y luego enjuagarlo con un poco de agua bien fría que cierre la cutícula del cabello. El agua muy caliente maltrata la cabellera enormemente, así que lo mejor es respirar hondo y abrir un poco más la llave del agua fría (que es mejor para la piel y la circulación, dicho sea de paso). Después seca tu melena no con una toalla, sino con una tela de algodón (digamos, una playera vieja) que no resecará tu cabello y absorbe mejor el agua. Finaliza con un aceite para rehidratar las puntas cuando éstas sigan húmedas.

Si quieres un cabello de verdad sano y brillante procura siempre aplicar una crema o serum protector contra el calor cuando uses plancha, tenaza o secadora. Puedes mejorar la salud de tu melena con mascarillas semanales: aplica aceite de oliva, de coco o de ricino, miel y/o huevo, dependiendo de si tu cuero cabello es graso o seco. También puedes ir a lo seguro y optar por un tratamiento más profesional en un salón de belleza como los que están hechos a base de colágeno o queratina, los cuales debes repetir cada dos o tres meses.

Lo importante es que conozcas de qué manera  tu cabello va reaccionando a los tratamientos que le des y que dejes que éste se vaya adaptando, por así decirlo, a ellos. Procura tenerle paciencia y no esperes milagros sin constancia. MIORA, el Marketplace para reservar online en los mejores centros de belleza y bienestar, te acerca a los mejores salones de belleza y tratamientos de spa para que tengas a la mano los consejos de expertos reconocidos y productos que te ayuden a obtener esa melena larga, brillante y sedosa, tan deseada.

Alejandra Balbuena // Responsable Relaciones Públicas

Comenta este post: