Bellas como la Madre Tierra

Darse una “manita de gato” y ser ambientalista no son dos actividades que se contradigan. Podemos ser tan apasionadas por la belleza como lo somos por la naturaleza y el medio ambiente y así mantener en equilibrio en ambos estilos de vida. Desde 1970, la ONU declaró que cada 22 de abril se celebraría el Día de la Madre Tierra, precisamente para crear conciencia de que es nuestra responsabilidad como seres humanos cuidar el medio ambiente y mantenernos en concordia con ella. Este año está dedicado al importantísimo papel que tienen los árboles en el mundo y la meta será plantar 7.8 millones de árboles de aquí al 2021. Así que este día regocíjate con todos los increíbles espectáculos que la naturaleza nos ofrece cada día y entra en armonía con ella a través de algunos tratamientos de belleza naturales que, aparte de hacerte ver bien, están en comunión con cuidar el medio ambiente. MIORA, el marketplace de la belleza, te da unos consejos sobre ello.

Aprovechando lo que las plantas, las flores y los árboles nos dan, podemos vernos bellas y relajadas siempre. Uno de los tratamientos más populares en la actualidad, que no daña el medio ambiente, es la chocolaterapia porque no sólo es excelente para la salud de tu piel, sino que también es muy relajante. Se trata de envolturas corporales con chocolate que hidrata profundamente, exfolia, previene la celulitis y nutre la piel de manera intensiva. Lo importante de este tratamiento es que se utiliza el cacao para lucir bella, por lo que nada más aprovechamos lo que la Madre Tierra nos brinda.

También puedes optar por la fangoterapia, es decir envolverte en lodo, que es un procedimiento parecido a la chocolaterapia pero con una riqueza mineral sin comparación que hará maravillas por tu piel mientras te relajas durante unas horas en tu spa favorito. Los ingredientes activos en las envolturas son de origen cien por ciento natural y, por tanto, su producción es inocua para la tierra. Recibir este tratamiento es, sin duda, una de las maneras más reparadoras de sentirte en contacto con mamá Naturaleza. ¡Con razón los árboles crecen tan sanos y bellos!

shutterstock_141453700

Ahora bien, hablando de árboles, estos enormes cuidadores del mundo te dan una amplia gama de posibilidades para el cuidado de la piel. Uno de los ejemplos que ha estado más de moda en los últimos años es el árbol del té (de procedencia australiana) de donde se saca una infinidad de derivados muy socorridos para el cuidado de la piel. El árbol del té, del cual se obtiene el aceite del árbol del té, tiene propiedades antisépticas (es decir, que previenen el desarrollo de bacterias) y cicatrizantes que lo hace efectivo al tratar casos de acné, ya sea reciente o no. Y al igual que para la piel, el aceite de este árbol es muy efectivo para regenerar el cabello y las uñas. ¡La Madre Tierra sin duda sabe lo que hace!

Hay otros ingredientes naturales que han estado acompañándonos desde hace mucho tiempo pero que poco a poco han ganado fama como productos muy benéficos para elaborar, por ejemplo, mascarillas, cremas humectantes, lociones, exfoliantes, extractos y mucho más. El aceite de coco es un caso muy ilustrativo porque en otra época se pensaba que era muy malo por ser una grasa saturada pero ahora se ha redimido como un extraordinario humectante. También sabemos que las cualidades desinflamantes del aloe vera hacen maravillas para la piel o que la avena es excelente para los rostros que tienden a generar mucha grasa. También está la miel de abeja, reina de los tratamientos de belleza por sus beneficios antibióticos y humectantes que devuelven lozanía a piel y cabello. La arcilla es uno de los ingredientes más comunes en las mascarillas, así como el aguacate y, últimamente, el aceite de argán, el de cacao y el de karité. Casi todos estos productos puedes encontrarlos sin tratar para hacer tus propias mascarillas, pero es muy recomendable que atiendas a profesionales porque las combinaciones, cantidades y calidades de los productos están mejor controladas y, por tanto, se potencian los beneficios de los frutos de la naturaleza.

shutterstock_227097604

Por supuesto, no podemos olvidar que el reino de la flora tiene mucho que ofrecernos. Los aceites esenciales son base para los tratamientos de aromaterapia, los cuales son conocidos por su efectividad para tratar el estrés y otros males anímicos e incluso físicos. Los extractos de frutas que encontramos en, por ejemplo el shampoo, el acondicionador o en mascarillas para el cabello son la clave para que estos productos den los mejores resultados.

La lista podría seguir al infinito porque la naturaleza nos ha otorgado la posibilidad de usar a nuestro favor algunas de sus más extraordinarias creaciones, pero también hay que ser responsables. El Día de la Madre Tierra nos recuerda que los recursos naturales no son infinitos y que, de hecho, son más efímeros de lo que hubiéramos pensado en un principio. Por suerte, no necesitas desatender tu apariencia y tu salud para poder estar en armonía con el medio ambiente, siempre y cuando recurras a opciones más naturales que te harán sentir mejor por dentro y por fuera.

Alejandra Balbuena // Responsable Relaciones Públicas

Comenta este post: