Al papá más cool

¿Te estás quebrando la cabeza intentando imaginar cómo celebrar a papá? Tómate un minuto para pensar en él: ¿qué tipo de papá es? Quizá es de aquellos hombres dulces y gentiles que siempre te dice que sí a todo y te recibe con sonrisas y abrazos; o tal vez tiene un carácter más protector que de adolescente lo tomaste como una afronta personal (pero ahora lo agradeces); es posible que tu papá esté lleno de energía y siempre es divertido salir con él…o a lo mejor es todas las anteriores —dependiendo de la situación. Sin importar qué tipo de persona es tu papá, siempre podemos contar en que, de vez en cuando, es un papá cool.

¿Y exactamente qué es eso? No es tanto la manera en la que se comporta, sino la actitud que tiene ante la vida. Aunque todos nos hemos topado con nuestro papá en su fase de estrés y preocupación (¡Vamos! ¿Quién no ha tenido uno de esos días?), llegan momentos en los que simplemente es un encanto: se deja llevar, vive en el ahora, nada lo molesta. Es un estado de ánimo alegre pero no exultante, sino relajado y listo para sacar lo mejor de cualquier situación. ¿No es el mejor humor que puede tener tu papá cuando lo celebres este domingo? Entonces quizá llevarlo a una barbacoa de desayuno no es la mejor opción cuando todos los restaurantes están atestados de familias hambrientas.

Así que hay que pensar cuál es la mejor actividad para entrar en un estado de ánimo cool. ¿Lo adivinaste? Exacto, algo relajante como un masaje, un buen rato en el sauna o un servicio profesional de barbería. Aunque a algunos no les guste aceptarlo, todos los hombres disfrutan de tener un día para consentirse y darse una “manita de gato.” Y si tu papá es suficientemente cool, no perderá su encanto por recibir un facial o un manicure. Este tipo de servicios son regalos perfectos si él no es el tipo de persona que se compraría algo así por su cuenta; y sería incluso mejor si le haces compañía y dejas que a ambos los consientan.

Si has tenido la suerte de tener un papá que lo ha dado todo por ti y que ha hecho su mejor esfuerzo por hacerte feliz, un día para él es lo menos que podemos hacer por ellos. Para celebrarlo no lo lleves a comer, no le regales una corbata, no le des una tarjeta de felicitación; sólo con darle algo cool que vaya  a disfrutar por el día y que pueda compartir contigo será suficiente para esos grandes corazones.

Todos disfrutarán enormemente de un rico masaje descontracturante para sacar de sus hombros el trabajo de toda la semana. También una mascarilla discreta pero revitalizante que le ayude a disimular algunos años. No es en todos los casos, pero los que tengan una barba para retocar sin lugar a dudas amarán la sorpresa de que un profesional le dé una forma que a veces es difícil lograr sólo con un rastrillo haciendo contorsiones frente al espejo.

Al papá cool es al que se le debe celebrar este 19 de junio… pero también al divertido, al preocupado, al sobreprotector y al bonachón. Con ellos siempre podemos contar en las buenas y en las malas y siempre tendrán abrazos que repartir cuando sea necesario. Aunque un domingo al año pueda parecer muy poco, hay que aprovecharlo al máximo.

Comenta este post: